EL CIRCULO SAGRADO




Por unos días voy a dejar tranquila mi maqueta de la Bounty para retirarme a mi castillo. Ejercicio físico de mantenimiento y meditación nocturna en mitad del campo en donde solo seré observado por hermanos animales que durante el día son perseguidos innecesariamente por los segadores de vidas sintientes, eufemísticamente llamados cazadores en pleno siglo XXI. Podré abstraerme de las imágenes de guerras sucias cuyos protagonistas pagan sus karmas en el haber y en el debe y donde no debemos posicionarnos porque desconocemos todas las razones actuales e históricas. Podré cerrar mi próximo libro y empezar a buscar mi editor porque el de mi anterior libro parece ser que lo ha dejado, aunque hoy en día hay muchas ofertas con visión moderna del mundo editorial forzadas por la crisis en general. Mi pretensión es pequeña, pero al menos mis pensamientos y experiencias quedaran plasmadas y quién sabe si a alguien le podrán servir en algún momento. Siempre con ilusiones creativas por delante agradeciendo al karma lo que me ha dado en esta vida y procurando devolvérselo con paz y armonía con el medio ambiente y nuestros hermanos animales. Que tengáis felices vacaciones y si alguno quiere venirme a ver, los del círculo sagrado ya sabéis donde estoy.