NI HAS NACIDO NI VAS A MORIR



La mayoría de los seres humanos se preocupan por la muerte sin pensar el motivo por el que han nacido.  A través de la razón somos engañados continuamente tomando decisiones que nos encorsetan en religiones e ideales políticos que pueden llegar a degradar al que se deja llevar por lo más primario de la estructura humana.

La misma máquina del tiempo demuestra que en el mundo cuántico todo es posible y no olvidemos que ese mundo tendría un plano de resistencia superior al de la mente en meditación transversal. Ello nos lleva a comprender la posibilidad de recorrer la línea del tiempo en ambas direcciones y no solo por la capacidad de memorizar, sino también por la capacidad de revivir situaciones del pasado.

No se trata solo de imaginación humana, aunque todo lo imaginable es vivible, también debemos tener en cuenta que la traslación incorpórea como ocurre a través del sueño, puede llevarnos a modificar el pasado con consecuencias en el futuro. De hecho antes de nacer nuestro Ser decide nuestro futuro dejando en manos del libre albedrio limitadas cotas de poder. Quizás la experiencia adquirida en este plano humano sea necesaria para proyectos universales no reconocibles por mentes limitadas.

Si un lama es capaz de determinar el momento de su desencarnación con una precisión milimétrica, nos debe hacer pensar que el contacto con su Ser es la plena realización en el plano cósmico que pocas personas son capaces de interpretar. Sin embargo si ellos lo hacen cualquiera podría hacerlo si supiera cómo.

Para responder a la pregunta de por qué nacemos los avances de la física pueden ayudarnos, pero para ello debemos estar entrenados mentalmente y rechazar de plano que nuestra actual constitución es lo más grande del universo. Realmente nuestro Ser es la parte que se puede llamar divina del total de nuestra constitución. Por una razón evolutiva nuestro Ser decide encarnarse a través de un ser humano u otra parte del universo visible. Esto es lo más importante, la decisión de encarnar en una de las muchas formas que se muestran a través de nuestros sentidos es el secreto mejor guardado para la razón primaria.

Pero si se trabaja con la pineal es posible conectar mediante la situación de compatibilizar la vida y la muerte por un mismo individuo. Ya se han hecho experimentos en ese sentido, son solo concepciones del que observa para comprender que se puede estar en ambas situaciones al mismo tiempo. Dentro de poco se podrá trabajar con la ayuda de maquinas que controlen los fotones y variando su color podremos controlar lo que nuestra mente concreta no nos deja percibir. Imaginemos que esos fotones domesticados los enviamos a la velocidad que se mueven al final del universo y vuelven con la información que les hayamos ordenado que investiguen. Limitaciones sobre el alargamiento del concepto tiempo y acortamiento del espacio ya no serian teorías físicas, en realidad seria realidad que nos está esperando desde siempre para dar respuestas.


En el aspecto práctico eso que se consigue en laboratorios como el caso del “gato vivo y muerto”, los llamados gatos de Schrodigner, y que nosotros a nivel individual lo podemos realizar en casa con nuestra propia mente por medio de la no meditación o contra meditación transversal paralela, el sistema más fácil de obtener respuestas sin intermediarios ni rituales inventados por personajes mas o menos de fiar. Una misma ceremonia ritualistica no da el mismo resultado a todos los seres humanos que la reciben, religiones y órdenes esotéricas tienen ese problema que no han sabido solucionar. Sin embargo dentro de cada uno de nosotros, sin manipulaciones externas, tenemos todo el laboratorio y la respuesta a aquello que la ciencia ahora empieza a ver y con un simple acto meditativo podemos imitar el más esencial simulador cuántico predecesor de los ordenadores cuánticos del futuro.