VIVE COMO QUIERAS


Sin darnos cuenta la vida es un círculo vital que revivimos cada año con las mismas festividades y conmemoraciones repetidas hasta la saciedad mientras vivimos. Imaginaros por un momento que alguien decidiera que la navidad no es en diciembre con frio y se celebrara en mayo pero como si fuera un carnaval. O por ejemplo las vacaciones fueran en febrero sin playas ni sol pero con procesiones de semana santa por las calles. También seria ingenioso pensar que fin de año fuera en realidad la semana santa sin procesiones pero todo el mundo en las playas porque se decidiera que el primer día del año fuera el uno de agosto. Podría ir poniendo imaginación e ir cambiando las fechas y cruzándolas con más o menos imaginación de manera que después de lo que estamos pasando ahora, o sea, navidad, fin de año y reyes no nos llevara de cabeza a los carnavales y luego a semana santa. La vida es cada año igual con sus costumbres idénticas año tras año y cualquier cambio puede romper una monotonía que alguien nos ha impuesto y nosotros calladamente seguimos.

Pero existe una posibilidad personal que es la de abstraernos de las fechas de calendario y que partiendo de una vivencia lineal celebremos lo que celebremos sea porque nos sale de dentro. No es admisible que una religión de invención humana me imponga fechas de celebración que ahora se han convertido en días de compra masiva para satisfacción de los grandes centros comerciales. Quizás mi rechazo a las fechas de los calendarios sea el primer paso a la liberación protesta a lo que parece estar programado para nuestras vidas. Este sería un primer paso para otras protestas pero no sé si con una sola vida sería capaz de cambiar todo esto que hace siglos que es igual. Solo cabe una posibilidad y es la de cambiar todo eso para y por uno mismo, solo así la liberación es posible.