LOS MUDRAS Y LOS SALUDOS MASONICOS

ENTRENAD LOS DOS HEMISFERIOS CEREBRALES CON ESTAS IMÁGENES ESTÁTICAS


En mi búsqueda trascendente a través de las enseñanzas interiores he sentido como en las prácticas meditativas con energías, muy alejado del shiné budista, me encontraba con los saludos masónicos que a lo largo del recorrido en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado utilizamos para interpretar la liturgia masónica.   

En la práctica meditativa primaria, anterior a la budista, el ser humano moviliza las energías de luz utilizando mudras que no solo se corresponden con movimientos o posturas de las manos sino que además utiliza otras partes de su cuerpo. Ahí es cuando la sorpresa del masón de largo recorrido espiritual reconoce que lo que está haciendo en su práctica meditativa personal se corresponde con el trabajo en el templo masónico.

Esto me ha llevado a profundizar en los mudras y ver si todos tienen su correspondencia masónica, lo cual nos podría llevar a confirmar que el acto de una tenida no es una mera representación teatral si no que va mucho más allá, pues sería el control de la luz que buscamos en todas las religiones y que la masonería nos da en un momento determinado. Esa luz podría ser no solo simbólica, sino que además para aquel que ha llegado al grado de maestro le recordará que el ouroboros de su exaltación es realmente la adquisición del poder sobre lo físico y lo psíquico.