MISION CUMPLIDA



He acabado la parte que me correspondía del montaje de la expo y el llamado stress parece que ha desaparecido. Ahora de nuevo me voy a trabajar con mi yo central en mi pacifico y solitario paraíso en la tierra. Mis colegas parece que también han pagado su esfuerzo pero ceo que como yo también han logrado la paz tras el trasiego de los últimos días previos a la inauguración. No hablaré de la expo pues hay todo un blog haciéndolo pero estamos muy satisfechos de lo que hemos hecho. Personalmente espero no tener más ideas como esta aunque me gustaría como último trabajo masónico dejar a la posteridad un museo que pudiera mostrar a los que nos sigan lo que hicimos los de mi generación. No es vanidad pues lo veo más como un estimulo para que otros sigan adelante expandiendo los principios de nuestra orden. Ahora volveré a la ataraxia como base de concentración y de trabajo personal. Como dice el lema de mi  WatsApp, MISION CUMPLIDA.